Juan Pablo II: el amigo de toda la Humanidad