“Los cristianos se han convertido en un blanco muy fácil”