El Ángel de la guarda y los ángeles caídos: Padre José A. Fortea