La liberación sexual que promueve el marxismo, crea sufrimiento