Homilía, Domingo de Pentecostés, solemnidad (20.05.2018)