Conferencia del Cardenal Robert Sarah: “La fuerza del silencio en la liturgia”